domingo, 8 de mayo de 2022

EL HIERRO

 

El viento ceso, el mar se calmo y la luna menguaba, en los ultimos dias de mi estancia. Si ya de por si es un autentico oasis de calma y silencio, todo lo que tenia a mi alrededor era una absoluta paz y tranquilidad que se acentuaba cada vez mas en aquella islita del oceano. Descubrir la isla de El Hierro en quince dias ha sido suficiente para encontrar el alma de aquel lugar. A menudo pasa, que nos hacemos una expectativa de lo que vemos y oimos sin haberlo vivido, dejandonos influenciar por las experiencias de otras identidades/personalidades que miden el interes en comodidades, entretenimientos y turismo en masa, pero quien busque todo eso, no lo encontrara en el Hierro. Por ese motivo para mi tiene un valor añadido, una isla tan especial como ninguna.

Costa Sur y Mar de Las Calmas. La Tierra en realidad es la mejor obra de arte

Mar embravecido contra Los Roques de la Tosca

Podria aqui contar los lugares imprescindibles que visitar pero ya hay bastante informacion de ellos fuera. Me gustaria ir un poco mas alla, transmitir la magia que puede dar ese lugar, enseñar algunos rincones menos indagados pero mas rebuscados. Sus paisajes volcanicos se han alterado lo menos posible para conservar esa esencia pura. Para lo pequeña que es la isla, la variedad de sus panoramas y del relieve son de puros contrastes, laderas y precipicios desproporcionados relativamente. La isla a menudo es abrazada por roques marinos y penetrada por un gran escalon montañoso en su parte central y que discurre practicamente de este a oeste y norte a sur. 

Inmensidad en la disminucion alt. 1.000m. Sobre el valle del Golfo
Caideros por doquier


Cuando me he ido de la isla, me ha sido inevitable recordar todo lo que vi y me trasmitio, dandole aun mas valor del que ya tiene. Paisajes tan dispares con un simple girar de ojos, reductos inverosimiles donde lo estatico y lo fugaz se ha adaptado en este singular espacio tan reducido. Praderas herbosas en sus mesetas centrales al mas puro estilo alpino, laderas vertiginosas que caen hacia cada lado del oceano, exagerandose en las paredes (oeste) hacia el valle del Golfo. Progresivos declives en un terreno tambien inaccesible hacia el Mar de las Calmas (sur). Mismo panorama en la parte (norte) con una vertiente menos brusca pero que culmina inevitablemente en una mar bastante mas bravo.

Costa Oeste de la isla
El Pinar. Cumbres de la isla



RISCO DE TIBATAJE Y FUGA DE GORRETA.

Sobran las palabras en estas colosales paredes que se alzan con relieve asimetrico, un gigante vertical que me pregunto como se sustenta en un terreno tan fragil y de continuos desprendimientos bajo su propio peso. La Fuga de Gorreta es un precipicio situado en el valle del Golfo (oeste de la isla), que cae casi vertical  1.000 metros. Hay dos senderos que atraviesan estos desniveles y conectan la parte baja con el alto de este gran escarpe.

Desde arriba Risco de Tibataje
Desde abajo Risco de Tibataje











Fuga de Gorreta


SENDERO DEL MIRADOR DE JINAMA

Este camino apto para todos los publicos con un minimo de fondo fisico, salva un desnivel de 900m y conecta el municipio Frontera con el mirador de Jinama. El firme es seguro en todo momento y no hay perdidas. 

Inicio o Final de arriba
Camino Jinama














CAMINO DE LA PEÑA

Posiblemente el sendero mas peligroso de la isla a consecuencia de varios desprendimientos. Lo realmente sobrecogedor aqui es la imponente elevacion de el Risco de Tibataje. La Ermita de la Peña situada encima de esta gran mole, donde la verticalidad se adueña de las percepciones. Sino hay manto nuboso entre la costa y nosotros situados a 700m por encima, la panoramica sobre el fondo del valle hace precipitar brutalmente la mirada. Mirada que transporta al resto de los sentidos y acelera el riego sanguineo, cuando comienzas a descender este olvidado y abandonado sendero. Hay varios desprendimientos peligrosos al borde del abismo en la que si fallas pierdes. Solo los amantes de senderos agorafobicos podran disfrutar. No recomendable a personas con vertigo o paso inseguro. Casi mejor, no recomendable para nadie.

Inicio del sendero de la Peña desde arriba

Primera parte inofensiva

Continua la vereda expuesta bordeando el abismo
Tramo del sendero abandonado






Un desprendimiento

Otro desprendimiento y precipicio de unos 500m


SENDERO LAS PLAYAS-MIRADOR DE ISORA

Un sendero recomendable para descubrir la parte Este de la isla. Con una pendiente considerable salva 800m de desnivel en poco recorrido. Unas vistas espectaculares con el oceano a nuestras espaldas (en subida) o frente a nosotros (en bajada). Arranca el recorrido en el denominado valle de Las Playas, un grandioso circo lleno de caideros que se precipitan verticales en varias centenas de metros. Otro sendero mas testigo de historias en las comunicaciones y transhumancias entre las partes bajas y altas de la isla.

Valle de Las Playas

Sendero del comienzo discurre por el Barranco del Abra

Desde el mirador Los Canteros, en el propio sendero

Cueva Los Ajos a 490m alt.

Otro de los miradores


SENDERO TAMADUSTE-LA FORTALEZA

Un universo mineral a lo largo de todo este bello trayecto apto para todo el mundo. El sendero discurre por la costa de Tamaduste y atraviesa un caos enorme y continuo de rocas y piedras volcanicas. Con el mar a nuestro lado constantemente la ruta es muy agradable y comoda en todo momento, sin apenas desnivel. A mitad de camino pasaremos por el mirador Roque de las Gaviotas, un roquito marino solitario que queda inaccesible. Continuando el sendero llegaremos a la playita de piedras Los Puentes, punto donde termina la excursion, por lo menos el sendero.

Sendero de Tamaduste

Roque de las Gaviotas

Puentes de roca en la playita final

Pueblo de Tamaduste inicio y final


BARRANCO DE SANTIAGO

Este modesto barranco lo vi nada mas bajar del avion al llegar. Dos dias despues, me puse a explorarlo por los ribazos ya que no llevaba material de cañones para instalar ni descender. Mi sorpresa fue grata, un lecho rocoso y firme, excavado y por momentos bien encañonado discurria a lo largo del recorrido. Algun salto de unos treinta metros y varios mas de poca altura se alternaban dentro del cauce. Por suerte pude evitar por las laderas los resaltes y llegar incomodamente a su final. 

Inicio
Caidero de unos 30m


Esquivando los saltos por los bordes

Panoramica del barranco






















Parece que promete. Barranco de Santiago


TUBO VOLCANICO DEL FARO DE ORCHILLA

Esta pequeña curiosidad natural me llevo por los adentros de una cueva de lava durante 160m de recorrido. Con tan solo la linterna de mi movil y sin tiempo a quitarme las gafas de sol de la cabeza, me introduje por un orificio proximo a el faro para aparecer en el acantilado junto al mar, sin posibilidad de salida, tuve que retroceder varios metros y salir por otra boca proxima. Como anecdota peculiar, apto para todos los publicos, sobre todo niños, no hay perdidas ni pasos estrechos.

Entrada a tubo volcanico

Sima a mitad de trayecto
Acantilado donde se abre el tubo













Boca de salida


CALCOSAS

Tambien es digno de nombrar el Pozo de las Calcosas, un pequeño reducto de casas vegetales donde habitaban y permacecian ancestralmente los pescadores en verano y en el que solo es posible su acceso a pie. Hoy en dia todas esas casitas reinventadas con una ambientacion reciclada sigue teniendo un encanto especial. Lo que mas me gusto es que no me encontre con nadie. El lugar es encantador.

Pozo de Las Calcosas

Bahia de Las Calcosas


CHARCOS Y PLAYAS

Es ineludible hablar de los maravillos charcos y piscinas naturales de El Hierro que jalonan sobre todo el valle del Golfo y el litoral del norte. Dependiendo del estado del mar, muchas de ellas pueden ser verdaderos jacuzzis mas o menos seguros. No encontre las mejores condiciones del mundo pero si me pude dar algun chapuzon. Las playas de arena escasean en la isla, practicamente todas son de roca. 

Playa de Las Playas (este)

Playa Arenas Blancas (oeste)

Los Sargos (imposible el baño)

Playa Verodal (mucho viento)

Charco La Maceta


Verde de la exuberante vegetacion de altura, negra de la omnipresente roca volcanica, azul del inmenso oceano mires donde mires. Pero no solo es un gusto para los sentidos lo que radica el encanto Herreño. Todos los rincones de esta fascinante islita son cautivadores y la magia unida con la seduccion atraviesa los sentidos. La serenidad y el reposo que dan esos lugares te llevan a un grado de introspeccion en soledad. Ese algo fuera de lo material y que no todas las personalidades lo podran apreciar. La paciencia y serenidad son atributos casi indispensables para descubrir el verdadero alma de la isla. Si me pierdo y no aparezco, busquenme en El Hierro.

Meseta de Nisdafe 1.100m alt.

Faro de Orchilla. El punto mas al Sur de Europa. Lugar protegido de vientos y corrientes marinas

El viento ceso, el mar se calmo y la luna menguaba...

sábado, 9 de abril de 2022

EN UN LUGAR DE CANTABRIA


En un lugar de Cantabria de cuyo nombre no quiero acordarme, habia una bella sima inquietante y prometedora. Una de entre tantas que emergian del subsuelo, alli donde los prados y calizas custodiaban a los bajos valles colindantes. El ingenioso espeleologo Don Quijote de Cantabria, oso de buena fe en ir a explorar con sus subditos escuderos Sancho Panza, en esta novela habia varios Sanchos, la tan preciada torca de la que ya habia constancia de hace mucho tiempo atras. Esta gran sima, aunque vistosa y espectacular debido a su gran boca, quedaba bastante discreta y escondida entre algunos graderios del terreno. El comienzo no podia ser mejor, una gran rampa de tierra y piedras daba paso a una vertical absoluta de 100 metros. El diametro de este pozo era importante, y desde arriba se podia ver claramente el fondo por la luz que entraba y la anchura del pozo. No vemos indicios de antiguas instalaciones.

P100 (Foto Txandi)
Rampa inicial de 30m (Foto Txandi)














Instalamos el fantastico p100 en comodas tiradas. El descenso es muy agradable a la vez que espectacular. El fondo lo cubre un pequeño nevero en invierno, un fangal cuando deshiela, o un encantador lecho pajizo en temporada seca. Sin dilacion y por un lateral, penetramos en una gatera a media altura que da paso a un corto resalte. Hacemos lo necesario para equipar este pasaje y ayudarnos para descender 4m. Un temible bloque de varios cientos de kilos se encuentra empotrado por encima de nuestras cabezas y pasamos por debajo casi levitando. Pero no podemos hacer mucho por alejarnos, cerca y aunque fuera de su alcance se encuentra la siguiente gran vertical, otro magnifico p95. 

P95 desde abajo
P95 desde arriba













El nuevo pozo que nos ofrece la sima de buenas dimensiones, nos hace disfrutar y aumentar el animo. La equipacion hasta la base ha sido un juego de niños por la calidad de la roca y la comodidad de la sima. Abajo nos encontramos con una galeria descendente y meandriforme a la cota -234m. La galeria se cierra y no hay forma de continuar. Por el infranqueable meandro se pierde un minusculo aporte de agua y una ligera corriente de aire.

Fraccio en P95
Gaterilla entre pozos






















Ahora es cuando Don Quijote y sus fieles escuderos Sanchos Panzas comienzan las labores de desostruccion, cincel, porras y demas menesteres van abriendose paso en este meandro que nos impide la continuacion. Nos vamos relevando uno tras otro, finde tras finde, motivandonos como podemos. Por suerte en esta parte no hay roca buena y salen margas, areniscas y demas. Posiblemente por esa razon ha cambiado la morfologia de la cueva.  Pero no hay manera, hemos avanzado unos pocos metros pero el meandro no ensancha. Merecera la pena obcecarse tanto? cuanto tiempo invertido? Hay mas cuevas por hacer y el tiempo es limitado.

Meandro -234m
Escombro amontonado de la desostruccion