jueves, 7 de noviembre de 2019

WALLBACH


El viaje a Suiza había comenzado bien con el descenso de Gältebach. Buen pronostico de tiempo para unos objetivos demasiado tentadores. Nos encontrábamos en la parte mas al oeste de Oberland y aun nos quedaba viaje para continuar con nuestros deseos en esta nueva aventura. Sin embargo, nos encontrábamos agusto en las inmediaciones del lugar y decidimos pasar una noche mas para al dia siguiente hacer un pequeño descenso cercano y continuar con el viaje. Y asi fue. Pasamos una noche esplendida celebrando el comienzo de una semana cargada de ilusión, amistad y fuerza. Y tocaba amanecer en este segundo dia, ya recuperados del trasiego que supone recorrer tanta distancia desde casa. Habiendo tiempo por delante, no veo la necesidad de forzar el cuerpo para cumplir propósitos y nos regalamos un descenso comodo, sencillo y corto, Wallbach.





















Este pequeño descenso se situa al lado de una estación de esquí. El valle de lo mas agradable, típica llanura con prados, salpicados de establos y granjas impolutamente instalados. El ambiente rural y ganadero de estos altos pastos siempre esta presente en el barranquismo de la Suiza central. La insaturacion humana de las zonas campestres, alpinas, unido a los parajes únicos que solo este país sabe dar, hacen sentir una adorable armonía. Sin mas dilataciones, nos disponemos a hacer este micro-cañon perdido en el fondo de un valle.




















El recorrido y los horarios son demasiado cortos, por contra, parece que el cañon tiene todo lo que se le puede pedir a un descenso: rapeles, toboganes, saltos, y caudal. Quizas porque hemos llegado tarde o por la falta de precipitaciones pero a priori el descenso según el libro lleva abundante caudal siempre. En nuestro caso fue un caudal normal, pero se disfruta igualmente. Hay unas escaleras que visualizan el cañoncito en todo momento, se pueden ver los resaltes y quiebros del recorrido. Para entrar en el rio debemos hacer un rapel extra por el bosque y para cuando nos hemos dado cuenta hemos acabado el descenso. A pesar de todo el recorrido es completo y con abundante agua podrían cambiar las percepciones.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos de Jeroen.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario