domingo, 18 de noviembre de 2018

PANÄRATOBEL


El valle de Tamina propone de varios interesantes descensos, el mas conocido es Zanaibach, sin embargo, al final del valle donde acaba la carretera y se encuentra la presa de Gigerwaldsee, hay un descenso entre varios que destaca por su deportividad continuada. Panäratobel se a hecho objetivo barranquista desde su apertura, que para mi gusto esta sobrevalorado. Con un caudal consecuente en verano que sin embargo mengua mucho en épocas frias como fue en nuestro caso. Los días pasaban serenamente ante una semana anticiclónica, el mejor regalo que podíamos tener. Aunque el frio en el ambiente era severo, ya era mucho pretender algo mejor. El viento nos cortaba la respiración arriba de la presa donde dejamos el coche pero una vez comenzamos andar pegados a la ladera el aire ya cesaba. Enseguida, cualquier frio que nos quedaba en el cuerpo iba a desaparecer. Por delante nuestro, o mejor dicho por encima, teníamos 500 metros de desnivel que ganar hasta alcanzar la cabecera del cañon.
 
Encadenamiento de rapeles
Primer rapel - Tramo inicial prescindible

Rapel mas alto
 
El sendero esta perfectamente marcado y balizado pero es extremadamente empinado. Ganamos altura en poco trecho y las vistas se vuelven privilegiadas. Al cabo de un buen rato sin parar de subir, ya vislumbramos el cañon como cae de forma vertiginosa hasta el lago. Aun queda un ultimo repecho y cruzar el cauce para alcanzar realmente la cabecera en una gran esplanada de piedras, antiguo glaciar. A decir verdad, no merece la pena tomarse esa molestia ya que lo verdaderamente interesante comienza mucho mas abajo.

Tramo bonito
Con un caudal potente debe cambiar la cosa


Y siguen los rapeles

La primera parte del barranco no vale mucho, una sucesión de rapeles en un medio bastante abierto. A medida que descendemos empieza a ganar interés, el cauce se va formando pero nunca entre grandes paredes. No paramos de usar la cuerda en todo momento, prácticamente cada rapel viene seguido. Estamos disfrutando la mejor parte del barranco que se encuentra por la mitad y concluye con un rapel volado de 30 metros. Después aunque siguen los rapeles, el cañon es poco estetico con una roca muy rota. El final al lago es inminente, nos toca nadar para poder salir por su esquina izquierda. Nos damos un abrazo y un ultimo vistazo al cañon desde el puente. Tal vez con un caudal elevado en verano gane tendencias pero asi sabe a poco.

Ultimo tramo
Autentico "balcón" al vacio


















Cumulo de troncos y ramas en el lago


domingo, 4 de noviembre de 2018

GNAUPENLOCH


Este pasado verano, los compañeros propusieron hacer un barranco situado en el Tirol Austriaco. Un cañon  muy estético, formado y deportivo, situado en lo profundo de un valle, en un extenso bosque imponente de coníferas. Aunque las inmediaciones del lugar son muy visitadas por senderistas y MTB-eros, con varias rutas a lo largo de toda esta larga cuenca, el barranco queda bastante disimulado y pasa desapercibido. El terreno tiene bastante desnivel desde el comienzo, las pistas de acceso quedan prohibidas para algunos coches, esto es una faena porque hay que agregarle casi dos horas mas de acceso cuando el acceso total viene a ser de casi tres horas hasta el comienzo del cañon.
















































 
El cañon realmente es muy bueno. El comienzo largo, en un cauce roto y sin interés, salpicado de bloques y derrumbes, hasta que ya se puede intuir la formidable grieta donde comienza el espectáculo. Es llamativa la escapatoria que hay justo al comienzo del tajo, con una cuerda fija que sube fraccionada a lo largo de todo el paredón, este será el primer aviso para advertirnos de cuidado chavales donde os metéis, aunque un rato mas adelante esta la segunda y ultima oportunidad de escapar con otra larga cuerda que vuelve a subir por la pared derecha, tener claro que la meteo sea estable porque en muy pocas ocasiones he visto un cañon tan comprometido sin un solo escape ni cobijo del agua. Mas de dos horas de rapeles sin parar, de estrechos continuados donde una crecida por tormenta seria terrible.
 


























Todos los rapeles están numerados con una chapita en cada uno de ellos que van decreciendo numéricamente a medida de avanzamos. El caudal en verano suele ser débil y no cubre ninguna poza, pero la responsabilidad de eleguir una meteo estable y segura para el grupo es alta. El cañon esta brutalmente encajado y tiene mas de 25 rapeles hasta que se puede salir de la zona estrecha. Esteticamente es realmente bello, muy deportivo aunque carente de dificultad, pero sobre todo verdaderamente comprometido. El final mas abierto con sus últimos rapeles y un tramo algo largo pero comodo de andar y destrepar por el rio sin interés hasta una pista que cruza el cauce, momento de salir por la derecha, aun quedara casi una hora de retorno hasta el coche.



Final del tramo encajado

Fotos mias, de David Ov y Georg Buol.

viernes, 5 de octubre de 2018

EL SENDERO DE LOS GIGANTES


Nuestra intención solo era hacer el recorrido de ida y vuelta por esta espectacular ruta que discurre en el acantilado de los Gigantes. Al final hicimos una circular atravesando acequias y tuneles por un sendero marcado que lleva hasta Tamaimo, un pequeño pueblito en las faldas de la montaña. Este itinerario puede ser uno de los mas interesantes y bellos que se pueden hacer en Tenerife. Esta circular se puede completar en unas 5 horas a ritmo normal. La parte desde el puerto hasta Tamaimo es lo menos interesante, el sendero esta marcado como PR-65 y discurre entre inmensas plataneras con un desnivel de mas de 500 metros en una distancia de unos 4 kilómetros.
 
Mis compañeros, dos puntitos en la pared
Comienzo del sendero























Vista hacia adelante
Vista hacia atrás

Intentare describirlo como lo hicimos nosotros. Al final de la calle Tabaiba en Acantilado de los Gigantes, al final de las casas, parte una pista que se dirige hacia los acantilados. Esta pista en breve se convierte en sendero con algún sube y baja pero mas o menos al mismo nivel. Al rato se vuelve algo expuesta en algunos tramos, a la vez que gana en belleza y espectacularidad, justo por encima del mar a mas de 100 metros de altura. Al rato atraviesa algún barranco y se llega a un cruce de senderos donde esta marcada una X el que sigue de frente. Es momento de coger el de la derecha y en fuerte subida que nos deja en la entrada de un estrecho pero largo túnel.

Comienzo del primer tunel
Fuerte caída hacia el mar























Paisaje lunático en el otro lado

Este túnel tiene 1 kilometro de distancia y es necesario una frontal, se llega a ver el puntito de luz de salida. Al otro lado encontramos barranco Seco, aquí si fueramos por la izquierda llegaríamos a la playa de Barranco Seco, pero el sendero que nos interesa continua remontando el barranco, primero por el margen izquierdo orográfico y luego pasa al derecho. Pronto se llegan a unas antiguas y abandonadas casas junto a la Galeria de la Junquera, un paraje inospito. Aquí se vuelve a cruzar otra vez al lado izquierdo del cauce y el sendero comienza a subir por la ladera sin tregua. Alcanzamos una terraza y la ruta nos lleva a un nuevo túnel. Este algo mas largo que el anterior y mas bajo. La frontal nuevamente imprescindible.

Barranco Seco
Vieja construccion. Galeria de la Junquera
2º de los tuneles
Salida del túnel

Al otro lado del túnel ya se puede ver civilización. Desde aquí para bajar hasta el puerto, solo hay que seguir la pista que vemos debajo nuestra. Esta pista pasa por algún embalse con agua y alguna casa. Enseguida el camino se transforma en sendero marcado PR-65 (amarillo y blanco). Tras muchas plantaciones vamos llegando a una calle que seguimos descendiendo hasta llegar a la carretera principal. Seguiremos descendiendo por esta y pasando por el mirador de Archipenque, llegaremos hasta la población de los Gigantes. La calle Tabaiba donde partia la ruta se encuentra al comienzo del pueblo a la derecha.
 
Vuelta hacia el puerto por el PR-65


















lunes, 1 de octubre de 2018

LOS MEJORES CAÑONES DE CARINTIA VOL.5 - OCHSENSCHLUCHT


Y para terminar con el sector de Carintia, aquí va el quinto y ultimo descenso de nuestro viaje en esta zona Austriaca . Ya veo que vamos mejorando con los nombres de los cañones, parece que tienen obsesion con las consonantes y quizás por eso apenas usan vocales icon_mrgreen. Ochsenschlucht, mas conocido como "Ochen" para los amigos, es uno de los barrancos mas vivos y apasionados de Carintia. Su caudal siempre es elevado, un caudal potente siempre hace mas sugestivo un descenso, cualquier resalte que con poco caudal puede ser aburrido y poco agraciado, con caudal es lo contrario. No voy a negar que halla descensos mas bellos en la zona, pero el caudal le da un punto que en la balanza gana frente a el resto.

Primeros rapeles
Entrando en la zona interesante
 
Si nos ponemos a dos metros de la pantalla del ordenador con un ojo cerrado haciendo agudeza visual en fotos que tengáis de cañones y resalta el blanco frente a otras cosas, esta claro, eso es que el barranco lleva agua icon_mrgreen. Ahora en serio, este cañon quizás sea uno de los que mas agua lleve de Carintia pero tal y como se encuentra equipado se deja hacer sin mucho esfuerzo ya que los rapeles van por fuera del agua y tan solo hay que lidiar con alguna poza agitada. La dificultad dependera del grado de colmatamiento de las pozas  ya que al parecer hay años que el barranco sufre modificaciones de las mismas. A nosotros nos toco varias pozas profundas delicadas, pero también otras tantas colmatadas en las que hacias pie.
 
Rapeles intensos. Visto de abajo
Poza profunda y complicada salida



















Visto de arriba
 
Lo mejor del cañon esta en la primera mitad, en efecto, un tramo muy interesante donde el rio caudaloso atraviesa un gran paquete calcareo en una sucesión de cascadas de pequeña altura. El recorrido en esta parte se encuentra muy formado, hundido y estrecho. Las cabeceras de los rapeles facilitan la instalación para poner la cuerda y por suerte no hace falta montar ningún pasamanos ni desviador que complique las maniobras y disminuya la esencia del barranquismo. Asi como la primera parte es realmente buena, la segunda en cambio pierde todo el encanto. El cañon se abre en un cauce amplio y tremendamente salpicado de piedras y rocas de todos los tamaños, en el ultimo tramo se encañona otra vez entre altas y verticales paredes pero en ningún momento vuelve a mostrarse interesante.

Resaltes

Rincones bonitos
 
ACCESO
 
Entre Feistritz y Amlach se toma una pequeña carretera que conduce a Ebenberg, esta carretera al poco de comenzar esta prohibida, un poco antes o después de la señal de prohibición se aparca el vehiculo. Digo después porque en pocos metros mas, hay un parking donde existe una pista cortada que te lleva a un muro de contencion que canaliza el agua del barranco y por donde se sale al finalizar el descenso. Se puede verificar el caudal en este punto.
 
APROXIMACION
 
Se continua andando por la carretera varios kilómetros, unos 3 y medio hasta una granja con animales en una gran campa, pasar de largo y continuar remontando la carretera hasta el bosque y un cruce de pistas forestales, tomar la central. Al cabo de poco tiempo debemos tomar otra pista por la derecha en muy malas condiciones que va descendiendo entre el bosque y que se adentra hacia el cañon. Esta pista se transforma en senda que sin perder altura y tras varios pasos acornisaos te llevan hasta una torrentera seca, es momento de descender con cuidado al rio. Tiempo aproximado 1 hora y media.
 
DESCENSO
 
Se trata de un cañon con un caudal generalmente elevado. La primera parte es una marcha mas o menos abierta por el rio con algún rapel sencillo, pronto se llega a la zona mas interesante del recorrido. Esto son 10 rapeles con una altura maxima de 16 metros el mas largo. Las instalaciones son con dobles puntos pero estas se encuentran muy sufridas y oxidadas. La segunda parte es una marcha por el rio sin ningún tipo de interés deportivo hasta el final, el dique de contención. Tiempo aproximado unas 3 horas. 
 
RETORNO
 
Se sale por la pista de la derecha que te lleva a la carretera de subida justo después de la prohibicion. Tiempo 3 minutos.
 
 

 

miércoles, 19 de septiembre de 2018

TSCHAUKOFALL + TSCHEPPASCHLUCHT


Seguimos con el 4º volumen de los mejores cañones de Carintia, que no lo puse en el titulo para que no se alargara la cosa. Porque vaya tela con los nombres de estos dos barrancos eh icon_mrgreen, intentar pronunciar el segundo icon_mrgreen.  Se trata de dos pequeños descensos que van seguidos, el primero es afluente del segundo y es todavía mas corto. Muy accesibles y vistosos, este par de cañoncitos son muy conocidos en esta parte de Austria por turistas y caminantes, pero no por su descenso, sino por su interés natural atrayente sobre el rio, las cascadas y el entorno. Parece que en este país, es típico este negocio de acondicionar algunas gorgas con instalaciones a base de pasarelas, miradores, escaleras, y caseta para cobrar.
 
Primer rapel de TSCHAUKOFALL
Salto en TSCHAUKOFALL























Recepción en el segundo de los saltos TSCHAUKOFALL
 
No intentéis buscar nada sobre este cañon porque no hay información de ningún tipo, quizás algún video en YouTube del afluente porque debe ser trabajado por alguna empresa de aventura. Pero nos encontramos ante uno de los descensos mas bizarros y extraños de Austria. Georg Buol nos recomendó el descenso, y sin miedo a equivocarme dire que es la persona que mas cañones de su país conoce, webmaster de la pagina canyon.carto.net ,  es una especie de Topocanyons como tiene aquí Morta, pero aquel centrado en Italia y Austria sobre todo, una base de datos enorme de cañones. Asi que sin la ayuda de su informacion, no hubiera sido posible realizar este fabuloso descenso.


TSCHEPPASCHLUCHT
Ultimo rapel de TSCHAUKOFALL

 






















TSCHEPPASCHLUCHT

Ambos recorridos siempre son muy acuáticos, a menudo llevan un fuerte caudal pero en verano y sin lluvias de por medio no hay  problema para bajarlos.  El afluente es mas vertical y corto, el principal es mas acuático y formado, que juntos constituyen un descenso muy interesante y agradable. La equipacion en ambos es algo extraña y aunque minimalista sobre todo en el principal, es suficiente para bajarlo sin problemas exceptuando un destrepe delicado con agua a través de un tronco. Hay posibilidades de saltos en algunas pozas, que en alguna cascada es la mejor opción para evitar recepciones muy caudalosas con la cuerda. La garganta principal tiene mucho ambiente con el agua y la formación es bella, pero siempre en un lecho mas horizontal que otra cosa.

TSCHEPPASCHLUCHT























TSCHEPPASCHLUCHT

En esta ocasión contamos con la compañía de David Ov para hacer el barranco, miembro de Canyoning Cult, que como siempre es un placer contar con el. Después de localizar la entrada y salida del barranco y verificar caudal, nos disponemos a equiparnos y entrar al rio antes de que la muchedumbre invada las pasarelas y nos sintamos incomodos con tanta mirada. Pero esto no es posible, en estos países madrugan mucho y antes de cambiarnos ya anda la gente deambulando contemplando las cascadas. El sol se agradece en este rincón previo a un paso de montaña (Loiblpass alt.1368m) a escasos kilómetros de la frontera con Eslovenia, la humedad es bien palpable en este frondoso bosque de hayas. Pero ya enfundado en el neopreno te centras, disfrutando de lo que ofrece el rio.

TSCHEPPASCHLUCHT
TSCHEPPASCHLUCHT
TSCHEPPASCHLUCHT

ACCESO

Desde Ferlach (Austria) tomar la carretera que se dirige a la frontera de Eslovenia. A los 5 kms mas o menos pasamos el barranco por un puente, en una zona de curvas muy pronunciadas. Aparcar donde mejor veais, un poco mas adelante de cruzar el barranco a la derecha hay un parking amplio.

APROXIMACION

Justo en el puente, hay una pasarela con puerta de hierro cerrada que se dirige al rio, esta es la forma mas directa y rápida de llegar al comienzo pero hay que saltarse la puerta por un costado del vayado. La forma legal seria tomando el sendero marcado, que sale del parking donde dejamos el coche y se dirige a lo largo del cauce principal y despues hacia el afluente por la izquierda, por escaleras. Por la puerta 1 minuto de acceso, por el sendero 20 minutos.

DESCENSO

TSCHAUKOFALL: Afluente del principal, justo en el comienzo veremos que viene de mas arriba una cascada potente de una veintena de metros con gran poza, pero el acceso a esta cabecera no lo intentamos y empezamos a la altura del puente de la carretera. Este tramo es super corto pero intenso, un rapel de unos 15 metros, dos saltos seguidos y un ultimo rapel de unos 8 metros con la instalación muy atrás.

El rio se abre y progresamos por el sendero turístico a la derecha del cauce hasta alcanzar el rio principal.

TSCHEPPASCHLUCHT: El caudal se dobla, calculamos unos 500 l/s, pero los pequeños rapeles que se suceden evitan bajar por lo activo. Las pozas son pronfundas y van apareciendo resaltes saltables en mitad de una espectacular formación. Llegamos a una cascada amplia pero escandalosa de unos 4 metros, el color del agua es algo turbio pero se adivina una enorme poza, lo saltamos sin problema. Seguimos nadando hasta otro nuevo resalte acuático sin equipar algo delicado por un tronco. Enseguida de pasar un puente alto por nuestras cabezas, el cañon se abre y el sendero turístico lo tenemos a la derecha. Punto final del recorrido. Tiempo total de los dos barrancos unas 2 horas.

RETORNO

Lo mejor será, lo que no hicimos nosotros, volver por el sendero rio arriba hasta dar con el parking de comienzo. Si seguimos rio abajo, la senda se trasforma en pista y llega  un punto que hay chiringitos y una caseta que cobran por entrar al sendero, nosotros salíamos pero nos quería cobrar la señora, finalmente pasamos de largo pero quizás no es la mejor opción de vuelta. Tiempo unos 30 minutos hasta el 2º parking, que por cierto también es de pago (2 euros), yo haría la otra opción.




Las fotos con sello son de David Ov y el resto mias.