domingo, 12 de mayo de 2019

TORCA DEL SOL - CUEVA DEL BECERRAL


Tenemos el gusto de presentar una nueva y la vez vieja travesia de espeleo en el alto Ason. Lo de vieja, porque en 1995 ya se exploro por parte de los franceses Patrick y Sandrine Degouve la conexión entre ambas cavidades, y lo de nueva porque hasta ahora había quedado olvidada desde aquel entonces y seguramente no hubo mas repeticiones de la integral viendo el estado intacto de Torca del Sol. Por contra, la cueva del Becerral mucho mas conocida tiempo atrás, ha sido objeto de numeras visitas que de alguna forma se han echo evidentes, y no de la mejor forma. Por lo tanto, la nueva travesia de los Santos ha renacido y quizás con el tiempo pueda convertirse en una pequeña clásica del alto Ason.


Entrada. Torca del Sol

A pesar de ser un recorrido corto en desnivel y desarrollo, Torca del Sol nos ha dado trabajo para encontrar su boca, oculta por la vegetación y semitaponada por tierra y bloques. También se ha invertido tiempo en reventar un paso critico que había en un estrechamiento de uno de los pozos. Y por ultimo, se ha intentado buscar la mejor forma de equiparla para doble, es decir, para travesia. Y esto no ha sido sencillo ya que la morfología de la cavidad es predominantemente estrecha. Finalmente, se ha decido equipar con cuerdas fijas y fraccionadas en las partes mas estrechas y usar cuerdas personales en las tiradas donde no hay roces con la pared.




Tal y como están ahora ambas cavidades, se puede decir que es una modesta travesia con verticales y alguna estrechez en Torca del Sol y con el rio en la base de los pozos y hasta la salida por Becerral, el agua en alguna poza puede pasar de la rodilla. Sol ha sido equipada con parabolts de 10mm y mallones de 6-7mm todo ello en inox. Hay pasamanos en fijo, y la primera mitad el pozo de 53 con cuerda fija y fraccionada. Solo será necesario un par de cuerdas de 35 metros para el primer pozo de 27 y la ultima tirada volada del P53 donde no rozan las cuerdas. En resumidas cuentas, una travesia para iniciarse en el mundo oscuro. Una actividad que no nos llevara mucho tiempo hacerla y que nos descubre un rincón entre la frontera con el extenso sistema del Gandara y la red de cuevas del Ason.


 
Salida. Cueva del Becerral

ACCESO
25 minutos.
Coordenadas de TORCA DEL SOL (WGS84) UTM  30T  0452232  4782571  Alt:816m

Aparcamos los vehículos en el amplio parking de los collados del Ason. Ya equipados continuamos por un sendero que va pegado a una alambrada. Cuando el sendero gira a la derecha, aquí lo abandonamos continuando recto. Atención, es importante eleguir bien el trayecto de subida por un prado empinado ya que el terreno por todo lo demás es un gran lapiaz complicado y penoso de caminar. La ultima parte es la mas incomoda para progresar, pero es poco tiempo hasta dar con las dolinas donde se situa Sol. Arriba es todo mas comodo, hay un sendero ganadero que va bordeando estas depresiones. Torca del Sol se encuentra a 3 o 4 metros del sendero y en el borde de una de las dolinas. La entrada algo oculta, esta bajo un bloque.


DESCRIPCION
Descenso 1 hora.

El primer pasamanos nos introduce en la primera vertical de 27 metros de la torca. Este pozo es algo estrecho en su comienzo pero se amplia progresivamente. En su base, esta el siguiente pasamanos de la segunda vertical, un pozo de 53 metros en el que hay cuerda fija en su primera mitad. Este pozo es algo estrecho al comienzo, pero en la segunda mitad se agranda. A mitad de pozo hay otro pasamanos para instalar nuevamente nuestra cuerda y poder llegar al rio de Becerral. En la base de los pozos, solo queda progresar por el rio entre algún resalte y pozas de poca profundidad, el lecho es resbaladizo. Al poco tiempo, veremos una manguera negra donde captan todo el agua del rio para abastecer el suministro potable del pueblo. Siguiendo el tubo por una galería comoda, nos saca de la cavidad a un escarpe del terreno justo encima de la carretera.

Topografia de Patrick  Degouve
 
RETORNO
10 minutos.
Coordenadas de CUEVA DEL BECERRAL: UTM 30T  0452486  4782376

Destrepar con cuidado el resalte hasta la carretera. Y volver hasta el parking de los collados que esta a pocos minutos a la izquierda.



Y como cierre a esta publicación, quiero agradecer a mis compañeros su esfuerzo, interés y amistad en todo momento; Jon (Bizkaia), Magin, David (Tolosa), Alejandro y Yulia, Alfredo (Pamplona), y todos los que poco a poco se van juntando en el camino para disfrutar de esta parte de la montaña oculta a la luz natural. Quiero expresar mi especial reconocimiento a Magin, que por desgracia tiene que estar apartado por una temporada de las cuerdas y la oscuridad. Un amigo de verdad, una de esas personas que te lo dan todo sin querer ni esperar nada a cambio. La humildad es su carta de presentación. Aunque este delgadito siempre coge disimuladamente las sacas mas pesadas, pero no por destacar, sino porque el es asi. Virtuoso en los abismos, hábil en las situaciones mas difíciles y con un corazón que no le cabe en el pecho. Como espeleólogo un maestro, como compañero inigualable. El corazón me ha obligado a escribir estas líneas de gratitud para este gallegiño. Y destaco una emotiva frase que dijo un gran espeleólogo una vez: El eslabon no es nada, lo que importa es la cadena. Le maillon n'est rien, la chaine seule compte.


Fotos de Alejandro Menéndez.

domingo, 5 de mayo de 2019

FONTAINE DU VEDEL


Esta bella y acuática cueva se encuentra en el departamento de Ardeche. La zona me recuerda bastante a Guara en versión francés, mas cerca de los alpes que de otro lugar. La tónica del paisaje es la misma que en las sierras de cualquier parte, multitud de barrancos secos y de poca entidad que vertebran algunos ríos principales de caudal perpetuo en cada valle. Aquí en cambio, la roca a moldeado además de todos esos barrancos, una abundancia de cuevas en menor o mayor tamaño con interconexiones entre algunas de ellas creando modestas pero interesantes travesías. Las cuevas "ardechoisas" tienen el prestigio suficiente para ser reconocidas en el país y fuera de el, como uno de los destinos mas interesantes para la espeleología en Francia.
La entrada
Galeria del comienzo

Situado en un enclave muy tranquilo y agradable como son las gorgas du Granzon, secas la mayor parte del año y transitables, la cueva que da nombre al titulo, es una actividad sencilla y placentera. No requiere mas material que el neopreno y una buena luz. La fuente de Vedel es realmente acuática. La galería que recorre el rio ha formado largas y profundas badinas que en dos ocasiones casi llegan a sifonar con el techo, siendo necesario un par de apneas muy cortas. En otros momentos, se camina en todo momento por un rio comodo y amplio. La cosa cambia cuando aparece una pequeña cascadita que cae de un lado, hay que treparla por un costado para introducirnos por unas secciones mas reducidas de la cueva. Sin remontar este resalte y continuando rio arriba, llegamos al sifón que surge de las profundidades de la cavidad.
 
Primera badina profunda























Trepar ese aporte por detrás

Remontando la pequeña cascada, seguimos suavemente en el rio por una serie de estrecheces mas incomodas. Después de un giro brusco y una angosta galería concrecionada por donde viene el agua, llega un punto que el rio se vuelve impenetrable, siendo necesario arrastrarse por un laminador muy ajustado justo por encima. El paso puede ser asfixiante con el neopreno, lo mejor es hacerlo a la inversa, entrando de la boca superior con mono de espeleo, pero esto fue lo que nos falto. Según la topo, el laminador esta muy cerca de la entrada superior donde es necesario instalar un par de pequeños pozos. Lo ideal es hacerlo al revés lógicamente, de arriba hacia abajo. Como anécdota curiosa, el agua de la cueva no esta nada fría aunque requiera el neopreno completo.
 
A punto de la apnea
Galeria muy comoda




lunes, 22 de abril de 2019

ABÎME DE BRAMABIAU


En busca de sol y buen tiempo nos desplazamos hasta el departamento de Gard en Francia, para realizar esta cueva-cañon del todo recomendable. Situada en el sistema central francés, a caballo entre pirineos y alpes franceses, es una zona interesante aunque algo apartada para nosotros. Este área, combina paisajes al mas puro estilo serrano, como otros mas mediterráneos o ribereños. Puede servir para hacer un alto en el camino si estamos de vuelta de un largo viaje de los altos alpes, o seleccionando multiactividades mas modestas para que merezca la pena ir solo por conocer este territorio.
 
Extraño túnel antes del comienzo
Ahora si, la entrada

Se dice que esta cueva marco el inicio real de la espeleología. Año 1888, Edouard-Alfred Martel junto con sus camaradas realizan la primera travesia del Abismo de Bramabiau. Años posteriores vendrían las primeras exploraciónes de sistemas cercanos, este virus fue creciendo hasta convertirse en lo que hoy todos conocemos, la espeleología moderna y mas puntera extendida hasta la parte mas remota del planeta. Me quedo con la histórica frase de este gran pionero y explorador de la espeleología: "caprichos de la naturaleza ya que no sabemos nada". 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La travesia es de lo mas bucólica y agradable que existe. Simplemente es disfrutar todo el rato, sin estrecheces, sin peso, sin barro. Seguir el rio que se introduce en el amplio pórtico de la cueva para una hora después resurgir al exterior. En su trayecto, algunos obstáculos acuáticos que salvar en oposición, largas badinas profundas que nadar, y algún corto rapel en el principio y en el final del recorrido. Una gran parte de la cueva esta explotada turísticamente con pasarelas y luces de gran potencia que se adentran por partes de la travesia y otras que no. En nuestro descenso, casualmente estaban las luces encendidas creando un espectáculo para la vista, por desgracia, no me han salido buenas fotos como de costumbre.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una de las actividades que deleitara a los amantes de los cañones acuáticos subterráneos tipo: la Leze,  la Bidouze, Cuevon de Pruneda, ect...
 

jueves, 4 de abril de 2019

TORCA DE LA YUSA

En las faldas del monte Porracolina (1.414m) de su margen occidental, se ubica Calseca. Un sector colmado de fallas, lapiaces y grandes simas. En esta zona de gran interés geológico, a pesar de que aun no se ha dado la ocasión de conocer grandes sistemas subterráneos como tienen sus vecinos Alto Tejuelo o Bucebron-Cueto-Coventosa, el área alberga grandes pozos. De echo, varios de los mayores abismos ya no solo del país, sino del mundo, se encuentran aquí. Pero de entre todas ellas y sin ser un abismo record en números pero puede que si en estética,  hay una sima clásica que se exploro hace muchos muchos años y que no pasa desapercibida por tener las dimensiones de una enorme boca, bien conocida primero por lugareños y pastores, y mas tarde por espeleólogos, esta es la Torca de la Yusa.

Inicio




















Año 1965, primer descenso de la sima por un grupo catalán. Topografian un gran pozo de unos 200 metros de vertical desde la cota mas alta de la desmesurada boca . Parece no tener continuación ambos ramales inferiores pero la estética y las dimensiones del agujero dejan impresionados a los visitantes. Nosotros, sin intención de encontrar nada nuevo, nos disponemos a descubrir esta preciosa torca de gran interés natural. Ataviados con la indumentaria necesaria, nos vamos descolgando por este fantástico abismo donde la luz se va apagando a medida que desciendes. Los contrastes de colores son intensos, por un lado el verdor de algunas cornisas aéreas que rodean la sima, por otro lado, el amarillento de la paja caída al fondo o depositada en algunos laterales de la vertical, en un tercer plano la imponente oscuridad del vacio absoluto. Es un gran espectáculo visual.
 
Repisa
2ª mitad del pozo

En el aspecto deportivo, distinguimos dos partes. Una primera mitad del pozo con una instalación algo irregular al abrigo de las paredes de la propia torca, con dos pequeños pasamanos que montar en alguna pequeña repisa para ir salvando los roces de cuerda y ganando el intinerario mas lógico y menos problemático a la hora del transito de subida y bajada, esto no exime de las posibles caídas de piedras sino se tiene cuidao. Y una segunda parte si cabe mas espectacular, con una verticalidad plena. De echo, se puede hacer el segundo tramo del pozo totalmente en volado, con casi 100 metros hasta el fondo. Para evitar esta larga tirada aérea, hay que ir fraccionando la vertical poco a poco, con movimientos oscilantes para el primero que baje ya que la trayectoria natural de bajada es el volao y la pared va distanciándose a medida que se baja, por lo que si nos saltamos algún fraccionamiento al comienzo, luego será mas difícil alcanzar la pared con péndulos circenses.
 
Llegando al fondo

Es curioso señalar, dada la ubicación donde se encuentra y que el sentido común pueda pensar que el sistema hidro-geológico de estas simas tiendan a salir por el valle de Miera por proximidad, sea al revés, atravesando todo el macizo hasta las cotas bajas de Coventosa, me parece inverosímil, que extraordinaria es la naturaleza. Por cierto y si sirve de ayuda, con unos 220 metros de cuerda y un par de docenas de chapas de 8 con sus mosquetones, llegaremos sin problema hasta el fondo. La instalación esta compuesta con parabolts de 8mm. Las tuercas en principio están todas pero no esta mal llevar de repuesto. Estas son las coordenadas de la sima (WGS 84) UTM 30 T 0446010  4788772
Disfrutarla con todo el respeto y cariño del mundo, es el mejor signo de admiración de estos santuarios naturales.
Remontando


Magin desequipando


Todas las fotos son de Alejandro Menéndez Gonzalez

miércoles, 13 de marzo de 2019

COTERON - REÑADA (RAMAL CODISERA)


De las multiples entradas que posee el sistema de la Vega, son varias las travesías que se pueden hacer en el, destacando la interesante integral que nos ocupa. Quizas no es la clásica de este sistema pero veremos las diferencias. El sistema de la Vega cuenta con mas de 30.000 metros explorados y una profundidad máxima de -317 metros. Las 3 travesías por excelencia de esta red son Coteron por el ramal Codisera y por el Reñada, y una tercera opción es Azpilicueta - Reñada que ya mencione aquí. En esta ocasión eleguimos ramal Codisera, por ser la mas larga y variada de ellas, aunque carente de las verticales de las otras dos. Ademas hay que decir, que esta variante aun conserva la esencia de las viejas travesías integrales cuando se empezaron a conocer; equipaciones someras, pasos expuestos, balizado minimo.

Vistas desde la boca de Coteron
Primer P56
Galeria del comienzo

Pero el recorrido esta lo suficientemente adecuado para no tener ningún tipo de problema con un minimo de conocimiento. El pasamanos del P17 que se contonea con la cuerda en buen estado. El largo pasamanos del Lago del Fantasma con cuerda tensa y de varios puntos que te evitan mojarte los pies. Sigue habiendo un par de pasos expuestos en la galería del Cordón de Botas que (asombrosamente) siguen sin equipar. El balizado es el justo para no tener problemas de orientación sin mirar la topografía. Si comparamos este ramal con el Reñada, notaremos menos evidencias adaptadas pero que no molestan a nadie (a mi por lo menos).

Inocentada en el supuesto Lago del Fantasma
Ahora si! El verdadero Lago del Fantasma
El Duck

El ramal Codisera se disfruta en su plenitud. El recorrido es variado, destacando partes muy secas y calidas (a excepción del Lago Fantasma por lo de secas). Amplias y comodas galerías se intercalan por varios estrechos meandros mas o menos manejables y algunas gateras. Algun paso no es obvio, obligándonos a verificar el camino correcto a seguir. El comienzo y el final de la travesia es el mismo para ambos ramales, por lo que el tramo de entrada y sector final se comparte. Puede que no sea tan repetida como las otras dos (Reñada y Azpilicueta), pero a veces pasa que unas se llevan la fama y otras cardan la lana, me da la sensacion que esta vez Codisera queda secundaria, y contradictoriamente, puede tener mas merito propio que su versión reducida por el ramal Reñada . En resumidas cuentas, una travesia muy recomendable para realizar con ese sello de calidad, que solo Cantabria sabe dar, bajo este mundo subterraneo.
 
Agujero Soplador
Algo bonito




















Salida en Reñada

domingo, 24 de febrero de 2019

TXOMIN IV (POZO DE 235)


Dispuestos a descubrir las entrañas del misterioso gran pozo de la Txomin IV de 235 metros, nos vestimos con unos cuantos kilos de hierro mas, para poder tocar fondo en este abismo que parece no tener fin. La idea fue de ultima hora, juntándome con Magin para atacar el pozo. Casualmente en el parking, coincidimos con otros dos grupos mas que van a bajar a la sala blanca por la via clásica. Uno de ellos es el de Oscar Markaida y compañía, que tienen el objetivo en concienciar a la gente para reservar la belleza de la sala Blanca que cada vez se encuentra mas sucia del barro. Todo el respeto que podamos tener en este medio tan frágil es poco, es de vital importancia no salirse del trazado para que permanezca ese blanco impoluto de las formaciones.
Instalando cabecera. Inicio
Comienzo irregular. Foto de Oskar Markaida

Volviendo al abismo que nos ocupa. La casualidad hace que re-equipemos la via original por donde bajaron sus exploradores en este gran pozo. Eso si, solo encontramos 3 seguros en toda la vertical: una cabecera, un piton en un ligero desplome al comienzo, y un spit en una tenue repisa en rampa mas abajo. Posiblemente no hubo repeticiones posteriores en semejante vertical, no tiene ningún interés quitando lo deportivo y espectacular. Se me corta la respiracion pensar en bajar este pozo con algún natural, un par de spits, un clavo y algún roce de cuerda.... Espartanos, otros tiempos.
Dieciséis fueron los anclajes que metimos para solventar algunos roces y que no salieran tiradas muy largas.
 
Unica repisa del pozo. La marca en la pared parece el roce de alguna cuerda o cable de antaño
Tramos volados consecutivos
 
La morfología de este abismo es variada. El comienzo es algo irregular y mas feo, alternando algún volao y coladas hasta la repisa ramposa. A partir de aquí el pozo es impresionante, comienza un tramo largo y volado con un fraccionamiento en pleno vacio en un saliente de roca, bastante técnico. Otro tramo volado que nos acerca a la pared y casi a la par de la gran bóveda que conecta de la otra via de la Txomin (p110). A partir de aquí el pozo se vuelve mas cilíndrico con un amplio diámetro y de paredes lisas con varios fraccionamientos hasta un desplome, que nos obliga hacer un ultimo volado de unos 45 metros hasta la base. Todas las secciones de este inmenso pozo son amplias y grandes.
 
Tramos volados inevitables
Verticalidad absoluta











 
 
 
 
 
 
 
 

El fondo del pozo es ramposo, esta cubierto de derrumbes de la mina tirados por los antiguos mineros. Como todo gran abismo, la base es poco acogedora, con intensos goteos y corrientes de aire. Le siguen algunos pocetes mas tortuosos y de pequeña profundidad donde mi compañero Magin pudo ver algún anclaje mas de los espartanos. Poco mas que añadir. Los soplaos de las Txomin además de tener bellezas como la sala Blanca en la IV y las galerías tan estéticas de la IIIV, constituyen un paraíso para los amantes de las grandes verticales.
 
Ultimo volado apoteosico