jueves, 16 de enero de 2020

FUERTEVENTURA


Vientos secos e incesantes decapitan estas desérticas tierras desoladas en una estampa distinta de la que me acostumbrado a Canarias. La imagen de lomas aridas y terrenos volcánicos dibujan un escenario de eterno silencio y desamparo. Horizontes no alejados del interminable azul entre el cielo y el océano. Venir a Fuerteventura es venir a un paraíso de playas de arena blanca y fina, bañadas por un mar irreal, un color de agua no de este planeta. Intentando aislarme de la vorágine turista, voy descubriendo una tierra inefable en la que hay algo mas que costas y playas.
 
Risco de las Peñas y su barranco
Barranco de Betancuria
Presa de las Peñitas y Barranco de Mal Paso
Montaña de Tindaya
 
La nada, tremendos llanos en los que no hay indicios de vida alguna. Una tierra tan aspera y descarnada que hasta las cabras cuesta de ver. Un autentico eden que contagia paz y tranquilidad. En mitad de esa nada, aparecen pequeños oasis, pequeños pueblos y viviendas que se han hecho a esta vida tan excelsa. Casas y aldeas de interior juegan en desventaja con nucleos de costa mas visitados por la demanda social que acaparan sus playas. Inmensos arenales, kilómetros de playas y un sinfín de dunas y calas pétreas delinean el perfil de este litoral canario.

La nada
Derrumbe en forma de cueva
Lomerio
Antiguos bancales

Fuerteventura se presenta al viajero entre otras cosas, como un reducto contemplativo, momentos placidos y serenos en un espacio en el que el tiempo dicen que esta con una hora de retraso. Parece que a lo que llaman tiempo allí, aqui transita mas pausado en estos paisajes netos. Paisajes vacios a la vista, pero llenos de melancolía. Degustando lo autóctono, lo autentico, como uno de los mejores quesos de cabra que he probado nunca, a la altura de los de Teno Alto (Tenerife), el estofado de cabra que quita los sentidos, y como no, el mejor pescado que dan las islas: vieja, sancocho, cherne, sama... por citar algunos alimentos imprescindibles si hablamos de gastronomía majorera y atender también lo material. 
 
Playas de Corralejo
Al cobijo del viento
Gran Tarajal
Dunas de Corralejo

Pero volviendo al interior de la isla, donde los campos transpiran soledad y reposo, encontramos la nostalgia de esta tierra que un dia lloro magma. El único ruido que escucho es el viento cuando roza mis orejas en este suelo tan deshidratado y crudo. No he encontrado ningúna fuente de agua en mi camino y verla correr en un grifo me hace valorarlo mas de la cuenta. He podido disfrutar del sol casi constante que cubre esta isla, aunque realmente la sensación térmica es mas baja debido al viento del Oeste. No hay barrancos deportivos, ni cuevas interminables, pero esta islita puede calar el fondo de mas de un corazón.
 
....
Guize y Ayose


Bolcan de Bayuyo
Intentando hacer amigos...
 

domingo, 8 de diciembre de 2019

Xtreem Canyon


Os invito a visitar en mi otro blog, la ultima publicación sobre uno de los mas interesantes cañones de mis últimos viajes!!

http://xtreemcanyon.blogspot.com/2019/12/zammer-loch.html





martes, 26 de noviembre de 2019

STUIBENFALL - HORLACHBACH


Seguimos con los descensos de Austria. A pesar de que Stuibenfall se trate de un cañon glaciarisimo, lo coloco en este lugar ya que carece de la dificultad o el compromiso de un recorrido calificado para XtreemCanyon . El descenso cobra algo de interés debido a la curiosidad de ser la cascada mas alta de Tyrol, pero esta información es relativa debido a que no se trata de un solo salto de agua, sino que hay repisas donde la palabra "mas alta" resta valor. Esto unido a un barranco puro, duro y abierto, donde el compromiso brilla por su ausencia, pudiendo improvisar cualquier línea de bajada e incluso puede que de escape, continua menguando el descenso.
 
C55
Cada uno x su lao, esto no es serio icon_mrgreen
































Mucho agua pero amplio cauce por momentos

Pero no todo es negativo, solo he comentado el aspecto menos relevante quizás para algunos, además solo es una valoración personal, el barranco puede que merezca una visita. La panorámica del entorno y escenografía de las cascadas es estético y eligiendo una buena línea de bajada, puede ganar puntos hasta el hecho de que merezca la pena. En el ámbito deportivo, también ofrece algunas sorpresas y se puede hacer entretenido jugar a esquivar el agua cuando esta coge fuerza. Asimismo, tiene una pequeña parte superior donde comienza, un tramo ligeramente erosionado mas jugueton, con tres rapeles cortos y una poza con fuerte movimiento de agua. Por lo tanto, ya va quedando mas compensada la apreciación.

Giputxi archives Agosto 2013
Octubre 2019






















La zona no deja de ser un iman atrayente de turistas y aventureros en cualquier época del año, pero sobre todo verano. En agosto de 2013, visite la cascada por la via ferrata que remonta la pared hasta el comienzo del cañon. El caudal era impresionante! Con razón mirando los mapas se puede observar grandes glaciares que alimentan a la bestia y crea un espectáculo interesante en plena fusión. Por lo tanto, el frio es necesario para poder descender el barranco. Es recomendable bajarlo con una prudente sutileza, ya que entre lo que resbala toda la pared y la fuerza del agua, nos puede tumbar sin posibilidad de controlar el descenso. Ademas de esto, tampoco veremos donde se situan los anclajes si queremos fraccionar algunos saltos. El cauce da mucho juego para maniobrar donde no se concentra el caudal.
 
Giputxi archives Agosto 2013
Misma cascada Octubre 2019




















Puntos anecdóticos del valle de Ötztal donde se ubica el descenso. Se encuentra la segunda montaña mas alta de Austria, Wildspitze 3.770m. A la salida del barranco se pasa por un museo arqueológico con replicas de como vivian los neolíticos en el valle, haciendo mención a Ötzi (el hombre de hielo). Dos alpinistas lo encontraron en el valle a 3.000 m. de altitud. La causa de la momificación del cadaver fue el frío extremo y perpetuo de la región donde el individuo falleció. Hoy en dia, su cuerpo y pertenencias están expuestos en el museo de arqueología de Bolzano. 



Descendido con: Dani, Biel, Jeroen, Marc, Patxi y Juan.
Fotos de Biel y Jeroen.

jueves, 21 de noviembre de 2019

SCHRAUBENFALL - TUXBACH - HINTERTUX


Nos encontramos en mitad de una anticiclónica semana de octubre en una región del Tirol, Austria. Lo que nos rodea es un pueblito muy turístico de potencial (económico) debido a su estación de esquí abierta todo el año. Curiosamente, esta permitido pernoctar en el enorme parking que hay habilitado para tomar los telecabinas que suben por encima de los 3.000 metros a los enormes glaciares de altura. Han venido cuatro miembros del Viking open canyon: Dani, Biel, Patxi y Marc, para terminar la semana todos juntos y realizar los descensos que teníamos previstos. Ahora la unión hace la fuerza y el espíritu es el trabajo en equipo.
 

 
Hoy el descenso no demanda ningún esfuerzo extra salvo aguantar el frio. Estamos en Hintertux y hemos venido hacer el barranco glaciar con el mismo nombre. Este descenso esta considerado como uno de los mas interesantes y bellos descensos de Austria de los mas de 150 reseñados. Ciertamente, es de los pocos barrancos austriacos que he visto con secciones muy parecidas a los estéticos barrancos Suizos, pero estos tramos son cortos. Lo que si le dota es la característica erosion de algunos barrancos glaciares, parece que muchos están cortados por el mismo patrón y aquí se percibe.
 


El verano del año pasado, vinimos hacer el cañon. Justo en las ultimas cascadas vimos un caudal normal que de ninguna forma hacia presagiar lo que nos paso. Comenzamos el acceso y llegamos al comienzo. Mientras nos cambiábamos para entrar y casi ya listos, vimos en cuestión de segundos incrementar el caudal de una forma brutal, era impensable hacer el cañon con ese volumen de agua, y no tuvimos otra opción que retirarnos. Yo no se que hubiera pasado si llegamos a entrar y nos pilla esa subida dentro en la zona mas estrecha. Bueno si, me lo imagino....
 
Subida repentina del caudal en la entrada del cañon. Verano 2018
Mismo punto. Otoño 2019
 



 
No se puede olvidar que se trata de un puro cañon glaciar y que desagua los tremendos glaciares que tiene en cabecera. Al parecer hay presa automática y desviación del agua por encima del barranco que hacen del descenso una autentica ruleta rusa en verano. Esta bomba de relojería no debería ser manipulada en temporada estival donde el inofensivo caudal del rio y los miradores repletos de caminantes, hacen que parezca el recorrido un juego de niños. Por lo tanto, elegir los días frios es lo mas recomendado. Es ironico ver en alguna de las zonas mas profundas del cañon, unos exagerados pasamanos con cuerdas gordas náuticas y ferratas instaladas a modo de escape. Pero me parece un poco loco todo esto, pensar en si llego o no llego al escape cuando venga la ola.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 







El dia ha quedado bonito, un grupo de amigos nos hemos juntado para realizar un bonito barranco glaciar. El caudal es muy flojo y el agua esta gélida pero todo no se puede pedir y eso nos llevamos.


Fotos de Biel y Jeroen.

jueves, 7 de noviembre de 2019

WALLBACH


El viaje a Suiza había comenzado bien con el descenso de Gältebach. Buen pronostico de tiempo para unos objetivos demasiado tentadores. Nos encontrábamos en la parte mas al oeste de Oberland y aun nos quedaba viaje para continuar con nuestros deseos en esta nueva aventura. Sin embargo, nos encontrábamos agusto en las inmediaciones del lugar y decidimos pasar una noche mas para al dia siguiente hacer un pequeño descenso cercano y continuar con el viaje. Y asi fue. Pasamos una noche esplendida celebrando el comienzo de una semana cargada de ilusión, amistad y fuerza. Y tocaba amanecer en este segundo dia, ya recuperados del trasiego que supone recorrer tanta distancia desde casa. Habiendo tiempo por delante, no veo la necesidad de forzar el cuerpo para cumplir propósitos y nos regalamos un descenso comodo, sencillo y corto, Wallbach.





















Este pequeño descenso se situa al lado de una estación de esquí. El valle de lo mas agradable, típica llanura con prados, salpicados de establos y granjas impolutamente instalados. El ambiente rural y ganadero de estos altos pastos siempre esta presente en el barranquismo de la Suiza central. La insaturacion humana de las zonas campestres, alpinas, unido a los parajes únicos que solo este país sabe dar, hacen sentir una adorable armonía. Sin mas dilataciones, nos disponemos a hacer este micro-cañon perdido en el fondo de un valle.




















El recorrido y los horarios son demasiado cortos, por contra, parece que el cañon tiene todo lo que se le puede pedir a un descenso: rapeles, toboganes, saltos, y caudal. Quizas porque hemos llegado tarde o por la falta de precipitaciones pero a priori el descenso según el libro lleva abundante caudal siempre. En nuestro caso fue un caudal normal, pero se disfruta igualmente. Hay unas escaleras que visualizan el cañoncito en todo momento, se pueden ver los resaltes y quiebros del recorrido. Para entrar en el rio debemos hacer un rapel extra por el bosque y para cuando nos hemos dado cuenta hemos acabado el descenso. A pesar de todo el recorrido es completo y con abundante agua podrían cambiar las percepciones.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos de Jeroen.
 

lunes, 21 de octubre de 2019

LA GRAJERA


Un bonito finde semana de Septiembre y coincidiendo con las fiestas patronales de Espinosa de los Monteros, nos desplazamos hasta la zona con intención de realizar esta emblemática torca. He quedado con Alejandro y Jon para disfrutar de esta espectacular cavidad. Nos dirigimos hasta las cabañas del Bernacho, lugar inhóspito y solitario donde pernoctamos en una agradable noche de verano. Desde este punto, sale el sendero oficial que se dirige a Castro Valnera y Cubada Grande, lugares con una importante historia espeleológica a sus espaldas, repleta de simas y exploraciones. De entre todas las cavidades existentes en el macizo, hay una que destaca de entre todas por ser tan bella y sensacional como ninguna, la Grajera.



Esta espectacular torca, tiene un pozo de 185 metros de vertical absoluta. El fondo de este abismo esta cubierto por un gran nevero perpetuo que cada año que pasa va disminuyendo de tamaño. El lugar es muy estético, frio y ventilado. Desde la cabecera ya se puede ver las enormes paredes húmedas y mojadas que caen por el abismo. Un sin fin de goteos por todas partes hace presagiar que esta vertical puede ser muy regada en época de lluvias. Sera necesario instalar un largo pasamanos que bordea toda la torca para alcanzar la cabecera de la línea de bajada. La instalación se compone de parabolts de 10mm y algunos de 8mm. Esta vertical se puede fraccionar bastante para hacer mas ameno y ligero el transito. Aunque el primer descenso consta que fue de una sola tirada volada hasta el fondo sin tocar pared.
 

La primera sección de este gran pozo es mas irregular que la parte media y final que se vuelve mas cilíndrico de paredes lisas. El descenso es muy agradable siempre con la luz del dia por encima de nuestras cabezas. Después de pisar fondo y tocar hielo, volvemos a la superficie intentando plasmar la belleza en foto. Valorando el entorno y captando cada detalle, vamos rodeando este morterito de salida que personalmente me parece un lugar especial y exclusivo por estar escondido desde fuera, sin estar metidos aun en la cavidad. Una vez mas, ha sido una bonita actividad que merece mucho la pena. Provincia de Burgos colindante con Cantabria, La Grajera, pura seducción para el que le guste la naturaleza.
 



Fotos de Alejandro Menéndez.